miércoles, 4 de junio de 2014

El Acné y su desarrollo

Es una enfermedad común que afecta a las glándulas sebáceas (situadas en la dermis media), estas producen una sustancia grasa llamada cebo,  los poros se conectan con estas glándulas a través del  folículo, dentro de los folículos, el sebo transporta las células muertas de la piel a la superficie, al taparse  el folículo, se crea un grano o espinilla. Cualquier persona puede padecer acné pero es más común en adolescentes y adultos jóvenes, no suele ser grave pero suele dejar cicatrices. Gran parte de los granos y espinillas aparecen en zonas como la cara, la espalda, el pecho y los hombros. La causa es desconocida, pero suele asociar a trastornos hormonales, tales como la pubertad y el embarazo. Se asocia también a la ingesta de chocolate, comida grasienta y la piel sucia.
Desarrollo del acné:
Cuando el vello cebo y las células de la piel se juntan, se crea un tapón en el poro, las bacterias que genera el tapón provocan hinchazón, y cuando se deshace el tapón se forma la espinilla. El desarrollo del acné debido a cambios hormonales, se debe al desequilibrio hormonal que conduce a una secreción de sebo en la piel, ya que estas son las responsables de desarrollar las glándulas sebáceas en el cuerpo humano. Se suelen desarrollar durante:  la menstruación, el embarazo, la detención de la ingesta de píldoras anticonceptivas, el síndrome de ovario poliquístico y la pubertad.
Tipos de Acné
  • Puntos blancos: son granos que se quedan debajo de la superficie de la piel,  a causa de la acumulación de sebo, éso se debe a que las áreas obstruidas no están expuestas al aire.
  • Puntos negros: son granos que se encuentran en la superficie de la piel, esto sucede porque la piel produce mucho cebo y provoca que el folículo tape y empuje la piel hacia la superficie, el aire provoca la oxidación y oscurece las puntas del área obstruida. Algunas veces sucede que se vuelven amarillentos debido a la acumulación de melanina. si la piel no se limpia de forma correcta o por falta de higiene, las células muertas de la piel se pueden acumular en los poros lo que puede provocar que los poros se tapen y se cree una acumulación de sebo. Los cosméticos a base de aceites, las cremas hidratantes pueden estimular el desarrollo de espinillas y causar brotes de acné. Es importante saber que cuánto mas se lave la cara y mas se limpie irritándola, mas grasa producirá y aparecerá mas espinillas ya que la piel en sí es grasa; por eso se recomienda limpiarla con suavidad
  • Pápulas: pequeños bultos de color rosado; perturbaciones en forma de cono, son la inflamación de un puto blanco, a diferencia de otras formas de acné, estas son sensibles al tacto y no contienen pus. 
  • Pústulas: granos rojos por debajo y por encima tienen pus con el centro blanquecino o amarillento, mientras se inflaman suelen ser indoloras, no contienen gran cantidad de bacterias.  No se recomienda estrujarlos ya que podría quedar cicatriz, lo mejor es acudir al dermatólogo.
  • Nódulos y Quistes: los nódulos son granos grandes y sólidos que se encuentran dentro de la piel, aparecen en grandes zonas de la piel, a diferencia de otros tipos de acné los nódulos pueden durar semanas y meses, debido a la profundidad de su contenido. Los quistes son parecidos a los nódulos pero mas blandos; también se encuentran dentro de la piel, cuando se desarrollan producen pus, de todos los tipos de acné es el mas grave. Los nódulos y los quistes, son mas comunes en adolescentes y en jóvenes adultos, muchos se deben a causas genéticas. Los nódulos no siempre se convierten en quistes.
Cosas que pueden empeorar el acné:
  • Los cambios en los niveles hormonales de los adolescentes
  • Presión causada por algún objeto: (mochila, casco, o ropa apretada)
  • Evitar la ingesta de ciertos medicamentos
  • Humedad y contaminación etc...
Consejos de cuidado de piel con acné:
  •  Lavarse la cara con delicadeza, usar limpiadores suaves y evitar restregarse la piel ya que lo puede empeorar.
  • No tocar, escarbar o apretarse las espinillas, por que pueden quedar cicatrices y manchas oscuras en la piel.
  • El afeitado debe realizarse cuidadosamente, y asegurarse de que estén bien afiladas las cuchillas, lavarse la cara antes de echarse la crema de afeitar con agua y jabón.
  • Usar maquillajes sin grasa