viernes, 11 de abril de 2014

Las diversas formas de hepatitis (A, B, y C)


Según la OMS, se manifiestan como una inflamación aguda del hígado. Los síntomas de todas las hepatitis víricas son similares: comienzan con fiebre, debilidad, anorexia, trastornos digestivos y mialgias

La Hepatitis A
Se transmite por vía digestiva (manos, alimentos, moscas o excreciones contaminadas). Sus brotes se suelen producir en comedores públicos, en especial durante la infancia. En algunos países es endémica: la padece toda la población (que por tanto está inmunizada a partir de la infección aguda) y el visitante corre grave riesgo de contraer la enfermedad.
En nuestro País corremos mas riesgo de padecer cualquiera de estos, por que la mayoría de alimentos que consumimos están expuestos a las moscas y aunque muchas veces decimos que no pasa nada la verdad es que esos insectos son portadores de muchas enfermedades y causa de muchas muertes. por eso insisto que hacerse un chequeo medico una o dos veces al año es imprescindible y así evitar males mayores. Y como dice el refrán mas vale prevenir que lamentar


La hepatitis B 
Es una infección hepática potencialmente mortal causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Constituye un importante problema de salud a nivel mundial y es el tipo más grave de hepatitis viral. Puede causar hepatopatía crónica y conlleva un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer hepático. Unas 600 000 personas mueren cada año como consecuencia de la hepatitis B. Se transmite entre las personas por contacto directo de sangre a sangre o a través del semen o las secreciones vaginales de una persona infectada. La mayor parte de los afectados no presentan síntomas durante la fase de infección aguda. Sin embargo, algunas personas desarrollan un cuadro agudo con síntomas que duran varias semanas, entre ellos ictericia Ç

La hepatitis C 
Es una enfermedad contagiosa causada por la infección con el virus del mismo nombre. El cuadro clínico puede ir desde un padecimiento leve que dura unas cuantas semanas hasta una afección grave de toda la vida. Se propaga por lo común cuando la sangre de una persona infectada ingresa en el organismo de una persona susceptible. Es uno de los virus más comunes que infectan el hígado.Se calcula que cada año se infectan con este virus entre 3 millones y 4 millones de personas en el mundo. Hay unos 150 millones de personas que sufren la infección crónica y están en riesgo de sufrir cirrosis hepática o cáncer del hígado. Cada año mueren más de 350 000 personas por causa de enfermedades hepáticas vinculadas con la hepatitis C. Se puede transmitir al tener relaciones sexuales con una persona infectada o compartir artículos contaminados con sangre infecciosa, pero estos mecanismos son menos comunes.