viernes, 11 de abril de 2014

Psoriasis


Es una enfermedad crónica de la piel que produce lesiones escamosas, engrosadas e inflamadas. Afecta por igual a ambos sexos. La extensión de piel afectada varía de una a otra persona. 


Un brote de psoriasis puede desencadenarse por un traumatismo (heridas, golpes, quemaduras solares, …), el estrés psicológico, cambios hormonales (menstruación, embarazo, menopausia…) , procesos infecciosos de piel o vías respiratorias, y ciertos fármacos contraindicados como: sales de litio, Aines (indometacina), cloroquina, interferón alfa, betabloqueantes y antagonistas del calcio. En algunas personas los cambios hormonales pueden provocar mejorías. El exceso de alcohol y de peso perjudican. Además las condiciones ambientales (temperaturas extremas, polvo de cemento, …) pueden agravar el estado del afectado.

La causa de la psoriasis no es conocida. Sin embargo, cada día se conocen más los procesos que ocurren a nivel celular en las lesiones de la piel. La investigación de la psoriasis se beneficia de la investigación y los tratamientos desarrollados para otras enfermedades, como el cáncer.