miércoles, 5 de marzo de 2014

Trastornos mentales

Según datos de la OMS, se calcula que aproximadamente cuatro de cada cinco personas que necesitan atención por trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias en los países con ingresos bajos y medios-bajos no la reciben. Una nueva guía de intervención ha sido elaborada para ser aplicada en el nivel de atención de salud no especializada. Está dirigida a los profesionales de atención de salud que trabajan en los establecimientos del primer y del segundo nivel. La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. El déficit en el tratamiento de trastornos mentales, neuronales y por abuso de sustancias es formidable, sobre todo en los países de escasos recursos. Cabe también destacar que existen trastornos ocasionados por el estrés, resultado de situaciones laborales, familiares y emocionales. El uso de fármacos antidepresivos, a aumentado en los últimos años hasta un 10% en  a causa de la situación económica del país,  lo que supone que la susceptibilidad de estos de beneficiarse a la psicoterapia. El abuso de sustancias adictivas, es otro de los motores que contribuyen a favorecer los trastornos mentales, especialmente en la población joven, que son el gremio mas delicado y con mayor riego.