sábado, 22 de marzo de 2014

Síndrome de Down

Ayer fue el día mundial del Síndrome de Down: y el eslogan de la organización Down en España dice: “La exclusión nos hace daño a todos, porque todos necesitamos a los demás. Por eso, nosotros luchamos cada día para superar las barreras que alejan a las personas con síndrome de Down de la educación, del empleo, del acceso a actividades de ocio... Y necesitamos tu ayuda para seguir superándolas.” 

Se sabe que el síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud. Es un trastorno físico causado por una copia extra del cromozoma 21 o a veces por una parte de él. Es la causa más frecuente de discapacidad congnitiva, las causas que la provocan no se conocen con exactitud, las personas que la padecen son sensibles vulnerables y propensa a padecer enfermedades cardiovasculares, digestivos y endocrinos.

El mensaje del Secretario General de la ONU para con esta enfermedad y como afecta en la sociedad es: «Para los niños/as con, síndrome de Down tener acceso a los servicios de salud  en condiciones de igualdad es fundamental para su empoderamiento y plena participación, de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Son mayoritariamente rechazadas las personas con este síndrome en nuestra sociedad, cuando deberían ser tratados igual que otras personas; nadie pide tener una discapacidad física ni mental, y deberíamos ser conscientes de lo que conlleva padecer cualquier tipo de discapacidad. Somos poco tolerantes con nuestros pacientes y familiares enfermos, en los países poco desarrollados a muchos de estos pacientes los abandonan a su suerte o los esconden, por vergüenza y por considerarlo una maldición. A muchos de ellos se les niega el acceso a la educación al empleo y demás e incluso se les niega el acceso a convivir con familiares y relacionarse con ellos.

A todos nos podría tocar seamos conscientes y terminemos ya con el estigma hacia las personas que sufren cualquier tipo de discapacidad y el especial a las que padecen el síndrome de Down.