domingo, 2 de marzo de 2014

Prevenir ciertas enfermedades es fácil: Higiene y mucha Higiene

Se clasifican las enfermedades por genéticas, metabólicas, o infecciosas.
Las genéticas: son las causadas por defectos genéticos heredados de los padres, como pueden ser: la anemia y la fibrosis quística que son dos de muchas de las enfermedades genéticas.
Las  metabólicas: suelen ocurrir debido a la pérdida de las funciones normales del cuerpo, algunas pueden ser heredadas, como pueden ser: la diabetes mellitus, es una enfermedad metabólica caracterizada por niveles altos de glucosa en la sangre causados por una insuficiencia de producción de insulina por el páncreas. Así como la obesidad, que es uno de los principales factores que contribuyen al desarrollo de la diabetes en los adultos.
Las infecciosas o enfermedades transmisibles: son las causadas por bacterias, virus y parásitos, que utilizan nuestro cuerpo para reproducirse, como pueden ser la tuberculosis, la malaria o paludismo, y el WIH/Sida, todas ellas son las responsables de causar casi la mitad las muertes por enfermedades infecciosas en el mundo.
Higiene:
Se sabe que la higiene es la preservación de la salud, cuyo fin es de reducir los niveles de organismos dañinos en el organismo,  a través de la limpieza y la esterilización, de hecho se recomienda dos prácticas fundamentales, que son:
El lavado de las manos y  zonas de preparación de alimentos con jabón, co el fin de evitar enfermedades que puedan ser transmitidas por bacterias o por el contacto con una persona enferma, el evite tocar las llagas, las heces, o los fluidos corporales de una persona enferma, son otras de las medidas que ayudan a prevenir enfermedades e infecciones bacterianas.
El cocinar los alimentos y hervir el agua potable: las altas temperaturas a la hora de cocinar y hervir los alimentos, matan a los organismos nocivos que no se pueden eliminar con el lavado, a la hora de prevenir las enfermedades causadas por los virus, bacterias, y parásitos es aconsejable mantener limpio el medio ambiente y manipular los alimentos de tal forma, que no estén expuestas a bacterias. Gran parte de los parásitos intestinales se transmiten por contacto con heces de una persona o un animal infectado
Virus:
Estos se encargan de penetrar en las células de los tejidos del cuerpo con una carga de ADN o ARN y comienzan a reproducirse dentro de las células infectadas; las células que  se mueren, liberan las nuevas copias del virus y continúan infectando otras células. Lo que impide que el sistema inmunológico pueda crear anticuerpos que impidan la reproducción del virus y detengan la infección. Todo ello obliga a recurrir a las vacunas que son virus debilitados que estimulan las defensas del cuerpo para combatir las infecciones de virus naturales.
Mucha gente en nuestro país, tiene la costumbre de dejar los platos sucios al alcance de animales domésticos como perros, gatos y gallinas, muchos de estos animales no son tratados por veterinarios pueden provocarnos diversos tipos de enfermedades. El otro de los problemas y causa de muchas enfermedades es la basura, que tiene a las ratas como principales portadoras de bacterias y enfermedades, al convivir con nosotros corremos el riego de sufrir:
  • El resfriado común: causado por un rinovirus
  • La influenza o gripe
  • El  dengue: transmitido por las picaduras de un mosquito,
  • El VIH/Sida: causado por un virus conocido como: Virus de Inmunodeficiencia Humana o VIH la forma más habitual de contagio es por contacto sexual, de una persona infectada a otra sana, o compartiendo agujas o jeringas para la inyección de drogas.
  • La hepatitis: es la inflamación del hígado, ictericia
  • El herpes: herpes labial y herpes genital
  • La Rabia: transmitida por mordeduras de murciélagos infectados, mapaches, perros
  • La Polio: puede causar parálisis, parcial en los miembros
  • La Viruela: aunque ya fue erradicada en 1977, se sigue previniendo a través de la vacunación
  • Las Paperas: infección vírica contagiosa que causa una inflamación dolorosa de las glándulas salivales
  • La fiebre amarilla: es una fiebre hemorrágica viral transmitida por mosquitos infectados).
  • El sarampión o rubéola: una infección en la cual se presenta una erupción en la piel
  • Las verrugas: son virus que pueden tratarse durante varias semanas con soluciones y vendajes que contienen ácido salicílico, o por congelamiento.