jueves, 6 de marzo de 2014

Lariam:


La mefloquina, comercializada en Muchos como Lariam, es la medicina que toman muchos viajeros, cuando van a África, Sudamérica y Afganistán, para prevenir la malaria. Tiene graves efectos secundarios psiquiátricos:

-Nerviosismo o angustia extrema. 
-Depresión y Psicosis. 
-Cambios en el estado de ánimo. 
-Ataques de pánico o Confusión. 
-Alucinaciones y Paranoias. 
-Tendencias violentas. 
-Pérdida de contacto con la realidad. 
-Vértigo y Pitidos en los Oídos. 
Ha provocado incluso suicidios así como ideas suicidas. Aunque todavía lo recomiendan a los viajeros, el Lariam es nocivo ya sea en adultos como en niños. Presuntamente se había aconsejado retirarlo del mercado, pero bueno es lo que hay, en primera persona he conocido a una persona a la que le aconsejaron tomar Lariam para poder viajar a África y el fármaco le creo secuelas, hasta tal punto que tuvieron que darle de baja en su trabajo y no puede trabajar en casi nada solo por que pierde el equilibrio, tiene constantes pitidos en los oídos. Los seres humanos no somos cobayas y ni siquiera ellas se merecen ser utilizadas por las grandes farmacéuticas; que en el caso del Lariam ha sido más malo el remedio que la enfermedad.