domingo, 2 de marzo de 2014

Claves para cuidar los dientes



Según estudios, existe una estrecha relación entre, salud bucodental y salud en general del organismo, en la boca se reflejan los  indicios y síntomas de salud y de enfermedades que afectan al organismo en su conjunto, que  pueden tener su primera manifestación en la cavidad oral. De hecho, podemos ver algunas lesiones que pueden alertar nuestro organismo, como carencias vitamínicas, falta de minerales o estados nutricionales deficitarios. Por eso es tan importante la salud bucal, lo que se debe su relación con la salud y el bienestar de las personas general.
Varias bacterias, se encuentran presentes en la boca, incluyendo las relacionadas con las caries dentales, las enfermedades periodontales y sistémicas que afectan a la salud general; éstas por lo general se mantienen controladas con una buena higiene bucal, como son el cepillado y el uso hilo dental diarios,  cuando estas bacterias crecen fuera de control pueden causar infecciones en las encías, de este modo, la cavidad oral se convierte en una vía de entrada de dichas infecciones al torrente sanguíneo, que aparte de provocar la pérdida de dientes, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes. Por ello la importancia de visitar periódicamente al dentista para así evitar los signos o síntomas del desarrollo de lesiones malignas en la boca y alteraciones graves de salud como puede ser el cáncer.
La Higiene Bucal
Las enfermedades dentales son fáciles de prevenir. Sin embargo, muchas personas no saben exactamente qué hacer para evitar las molestas caries.
Siempre: Es fundamental cepillarse al menos dos veces por día los dientes. Si se puede más, mejor.
No compartas: No es bueno compartir el cepillo de dientes. Esto puede lograr que tú te contagies alguna infección bucal. 
Cuídalo: Como tus dientes, tu cepillo requiere de ciertos cuidados. Luego de usarlo debes enjuagarlo con mucha delicadeza bajo el agua corriente. Guárdalo siempre en posición vertical con las cerdas hacia arriba. No permitas que los cepillos tengan contacto entre sí.